Calpe

La directiva del Calpe CF plantea presentar un preconcurso de acreedores

Fuentes cercanas al Club señalan que la deuda del Club asciende a aproximadamente 40.000 € mientras que al Club se le deben 50.000 €, no obstante la presión social y las continuas campañas de desprestigio han enrarecido el ambiente con todas las partes implicadas impidiendo salir del atolladero.

Al parecer,  el Club contaría con solvencia sobrada para hacer frente a los gastos e incluso para continuar la temporada pero los continuos ataques, las pancartas con tintes xenófobos y las reiteradas petición de dimisión impiden que se lleve a cabo una gestión de saneamiento que depende mucho del factor humano.

El presidente no va a dimitir

Luciano Marciano en más de una ocasión ha hecho caso omiso a las peticiones de dimisión, ni siquiera después de las detenciones. Manifiesta que hay una campaña de acoso, poniendo como ejemplo, las calumnias en internet, el caso de “los Palomos”, los tintes xenófobos de las pancartas y la constante rumorología que ha llevado a la rotura unilateral del convenio entre el Ayuntamiento y el Calpe Club de Fútbol para la gestión de las Escuelas Deportivas de fútbol.

“No voy a abandonar el club en plena crisis, eso es una actitud cobarde. Es mi obligación aclarar todas y cada una de las acusaciones que se vierten a mis espaldas, es mi responsabilidad y no lo voy a hacer dimitiendo.”

Declara el presidente que trás la situación generada por las detenciones su primer preocupación eran los jugadores ltinoamericanos, que habrían quedado totalmente desamparados si se hubiera desentendido del Club. Actualmente han regresado a su país de origen y podrían volver a España sin trabas administrativas. Ahora hay que hacer cuentas y explicar la situación detalladamente.

Apunta a las prácticas poco transparentes ejercidas desde el Ayuntamiento: “Quítate tú, para ponerme yo”

Desde la ejecutiva del Club denuncian el bloqueo malicioso de la parte proporcional de la subvención municipal, las ayudas a dedo que se otorgaban desde Aguas de Calpe y el cierre en banda de muchos sponsors por la visible politización del conflicto. Aseguran que la persecución social que sufre la actual directiva del Club es fruto de un “quítate tú para ponerme yo”.  Parece ser Vox Populi que todos los pagos bloqueados se reactivarían si el presidente accediera a las peticiones de la dimisión. Concluyen que no están dispuestos a ceder ante este tipo de chantajes a la vez que señalan el grave deterioro reputacional y deportivo que ha sufrido “el club que todos tanto aman” debido al continuo asedio.

Tienen la certeza que el bloqueo económico es una medida de presión para poner el club en manos de afines a Ana Sala, para seguidamente desbloquear la situación de pagos y venderlo como un éxito político. Similar a lo que hemos podido ver en las escuelas deportivas donde a los cinco días ya contaban con fondos para comprar equipamientos.

Las subvenciones al deporte base se otorgaban a dedo, al mismo estilo que la Diputación.

El Preconcurso de Acreedores

Ante el enmarañamiento que ha sufrido todo este asunto, el Club manifiesta estar dispuesto a acudir a las autoridades judiciales para presentar las cuentas y negociar el pago a los acreedores. Por otra parte pretenden exponer de esta forma las prácticas que se están impulsando desde el Ayuntamiento, en forma de bloqueos y eliminación de subvenciones a dedo.

Entre los 40.000 que debe el Club y los 50.000 que les adeudan diferentes entidades, afirman que podrían ser una entidad solvente y capaz de seguir, pero que la mala fe y las vituperaciones ladinas no sólo han enrarecido el ambiente con los sponsors sino también con la plantilla del club. En la situación de crisis que se generó desde el Ayuntamiento se magnifica cualquier conflicto y escasea el margen de confianza para poder coger algo de aire y continuar.

Ante la falta de fondos y de espacio para actuar se ha tomado la decisión de presentar las cuentas a terceros imparciales, para que desde la justicia se asegure el pago a los proveedores y se depuren judicialmente las responsabilidades que continuamente se están pidiendo en la calle. Asegura el Club que tiene fe en que la justicia concursal vierta luz y acabe con todas las acusaciones malintencionadas que se han vertido desde partes interesadas, además añade que la injerencia política nunca ha querido resolver ningún problema relacionado con el Club sino que ha querido magnificarlos únicamente para poder propiciar un cambio en la directiva. Una serie de acaecimientos, difíciles de entender, por lo menos desde los valores deportivos que se le presuponen un club que habría cumplido medio siglo este año.

Previous post

Sonja Dietz será la Torraora d’Honor de la Feria del Embutido de la Vall de Pop

ayudas a los desempleados
Next post

Ayudas a los desempleados que se constituyan en empresarios autónomos

REDACCIÓN

REDACCIÓN

Independiente como el que más, la verdad sólo conoce un camino.

No Comment

Deja un comentario