Calpe

La razón por la que el Partido Popular No quiere “un Calpe Diferente” I Parte

Analizando un video de campaña de el Albir del año 2015 podemos entender la visión de sus municipios que pudieran tener los dirigentes populares, una perspectiva peligrosa que explota el desconocimiento y pretende confundir con la creación de riqueza cortoplacista sin exponer los riesgos a medio y largo plazo.

Independientemente de cuales sean su orígenes, las directrices del Partido Popular para el litoral alicantino son elaborar planes de enriquecimiento rápido para sus municipios con el fin último de convertirlos en “resorts” de lujo donde los menús a 8 euros son percibidos como una ofensa, por lo menos así lo manifiesta abiertamente en la entrevista.

El objetivo a seguir es sustituir la pobreza con riqueza, teóricamente aceptable de no ser por el matiz: todo lo pobre molesta. Olvidándose de la máxima que en un municipio se debe gobernar para todos, respetando el ecosistema social sobre el que se sustenta la convivencia.

Los precios altos son considerados como positivos, ya que sirven de filtro para las personas con más recursos, a pesar de provocar la huida a otras poblaciones de la gente que dispone de menos.

Las ansias de campos de golf y escaleras mecánicas responden a un plan de urbanizar toda la superficie posible en busca del aprovechamiento económico, obviando con ello la infraestructura básica (y pública) como son parques, jardines, aparcamientos, escuelas, ambulatorios etc. Calp es una viva prueba de ello.

Un actitud que contempla únicamente el beneficio inmediato de los pocos implicados, a la vez que ignora voluntariamente el perjuicio que causa que los habitantes a largo plazo. En Calp la mayoría de los vecinos ya se han dado cuenta de lo insostenible del planteamiento.

El Partido Popular plantea la política como un modo de vida, donde prima la satisfacción económica sobre la moral. La cuestión es generar riqueza, aún a costa del territorio y del futuro disfrute para las generaciones venideras. Su éxito ha sido convencer a la sociedad en general que cualquiera puede ser rico. El hallazgo más reciente de los laboratorios populares es incitar a la autoexplotación bajo el disfraz de la creación de empleo autónomo y la motivación del emprendedor.

Bajo los títulos pomposos de “Campus de Excelencia” se esconden campos de adoctrinamiento que tienen como fin motivar futuros emprendedores que con el subidón de las charlas motivacionales arriesgan capital y futuro bajo la promesa del enriquecimiento rápido aunque sin tener planes de viabilidad bajo el brazo.

Supone un gran peligro la difusión de esta ideología ya que está orientada a venderle al ciudadano de a pie un enriquecimiento rápido si sigue el método. Lo que se omite es el carácter insostenible de este método, a largo plazo, ya que sólo contempla la conformación de una élite en la sociedad que propone pero sin preocuparse por las bases que la sostienen. Un planteamiento más conocido como: “Queriendo empezar la casa por el tejado”.

otrocalpesposible
Previous post

El Ayuntamiento de Calp autoriza la critica a sus políticas solo donde nadie pueda oirlas

Next post

Xaló celebra la 7ena edició de l’icònic festival Xalónia: 12 i 13 de maig

REDACCIÓN

REDACCIÓN

Independiente como el que más, la verdad sólo conoce un camino.

No Comment

Deja un comentario