CalpeLa Marina Alta

Zaplana, Ciudadanos y César Sánchez

Nuevas revelaciones tras la reciente publicación de la implicación del PP valenciano en la creación de la marca Ciudadanos Valenciana y Alicantina.

El pasteleo existente entre la agrupación de Ciudadanos y el PP alicantino hace tiempo que es evidente. Al ser presentarse como una alternativa de renovación, la marca C’s ha sido secuestrada por ex-dirigentes de la peor época del Partido Popular  a manos de José Joaquín Ripoll.  El compadreo y la posición ventajosa del C’s se hace evidente en los repartos de poder e instituciones que ha consentido el actual presidente de la Diputación de Alicante, César Sánchez.

La falta de discreción tanto a la hora de asignar entidades como SUMA, manejada a antojo por Emigdio Tormo o el ADDA, cuya dirección se adjudicó  en un polémico concurso a Josep Vicent, o el Instituto Juan Gil Albert. La colocación indiscriminada de asesores (seis), muchos de ellos cercanos al partido naranja ha confirmado las sospechas sobre una relación que iría más allá de la mera connivencia.

El disparo de salida de las elecciones 2019

El pasado enero 2018 fueron testigos en Calpe del Concierto de Año Nuevo, un despilfarro, improvisado y  sin límites, que marcaría el disparo de salida de la Campaña Municipal de 2019 a la vez que escenificaba las alianzas entre bastidores de Partido Popular y la Marca Alicantina de C’s.

El presidente de la Diputación, César Sánchez, accedió a su actual cargo gracias al veto impuesto a Pepe Císcar por parte de Fernando Sepulcre, ahora “tránsfuga” de C’s. Desde entonces se libra una batalla campal interna y externa -en política todo vale- por hacerse con el control de ciudadanos en diversos municipios Alicantinos. Tanto que, el mismo César Sánchez, declarado campsista en su inicios, le hace guiños de simpatía, a los que otrora fueran los peores adversarios internos de Camps, los Zaplanistas, encabezados por Ripoll.

La situación de Sánchez es delicada, pese a su edad, lleva demasiado tiempo en política. Ha logrado sortear los mayores casos de corrupción en los que se han visto involucrados sus “padrinos”, Francisco Camps y Juan Cotino , la “universidad” Católica del PP Valenciano.

Si bien el Presidente de la Diputación siempre ha sido discreto en sus simpatías, que suele mostrar en privado, se ha acercado al Zaplanismo Ciudadano por cuestiones de supervivencia, de cara a los próximos comicios, Isabel Bonig le cierra las puertas a Valencia, en Madrid está Vetado y para Europa le falta el nivel, sólo le queda repetir de Alcalde en su pueblo, Calpe, o unirse abiertamente a la lista de Ciudadanos.

Previous post

II Entrega de Condecoraciones, Honores y Distinciones del SIPOL-CV en Calp

Next post

El Policia Local accidentado regresa a Casa

REDACCIÓN

REDACCIÓN

Independiente como el que más, la verdad sólo conoce un camino.

No Comment

Deja un comentario