La Marina Alta

Les ha faltado el coraje que tanto alardeaban

La mañana del sábado 15 de junio, se ha ejecutado la traición –para muchos– y la claudicación –para otros– de los dos concejales de Ciudadanos Calp: Juan Manuel del Pino y Rebeca Merchan, que han permitido que el PP siga gobernando la ciudad del Peñón.

Ambos llevaban mucho tiempo arengando a sus votantes sobre la perniciosa política urbanística de César Sánchez, y habían concentrado a su alrededor a un nutrido grupo de descontentos con la gestión del PP.

Políticos sin memoria, sin coherencia, sin honestidad, que acaban traicionando a su propio electorado. Se escudan, ambos, en que están obligados a cumplir instrucciones superiores; EXCUSAS. Ellos dos son concejales porque un  grupo de ciudadanos les ha votado confiados por sus promesas de regeneración, de progreso. Pero, como suele pasar en Calp, el todopoderoso PP –el poder económico calpino–   ha fagocitado a estos dos concejales.

Hace unos días Juan Manuel del Pino, líder de Ciudadanos de Calp, publicaba un artículo exaltando el coraje de los griegos que lucharon en la Batalla de Salamina. Ese coraje les ha faltado a ambos. Coraje y honestidad para  comprender que son simples mandatarios de sus electores, y que ellos querían una regeneración que ellos han frustrado por intereses eminentemente personalistas. Situaciones como la de Juan Manuel del Pino y Rebeca Merchán hacen comprender el desprestigio de la clase política y el desapego de los ciudadanos hacia sus representantes.Auguramos numerosas deserciones dentro del partido liberal.

Son muchos los afiliados que están mostrando en redes sociales su enojo –«cabreo»–  contra sus dos concejales electos: «ya he cursado mi baja en Ciudadanos; ellos tienen la obligación de luchar por el futuro y el progreso de Calp, para eso nos han votado, para echar al PP, y lo único que han hecho es bajarse los pantalones», nos ha hecho llegar uno de esos afiliados furiosos.Ya que a Del Pino le gusta tanto la Grecia clásica, queremos acabar este artículo mencionando a Sócrates y su famosa frase: la honestidad empieza por uno mismo.

comienza el espectaculo
Previous post

El Aire acondicionado sigue sin funcionar en la Casa de Cultura pese a haber gastado 15000 euros en una pantalla LED y 5000 euros en muebles.

Los vertidos siguen pese a la orden de la Alcaldesa
Next post

La alegría ha durado poco, la constructora se niega a acatar la orden de cesar los vertidos emitida por la Alcaldesa Ana Sala

REDACCIÓN

REDACCIÓN

Independiente como el que más, la verdad sólo conoce un camino.

No Comment

Deja un comentario