CalpeLa Marina AltaPolítica

La Relación de Puestos de Trabajo ¿Quién engañó a Quien?

El pasado 29 de Julio se recibió en el Ayuntamiento la petición por parte de subdelegación de gobierno para anular el acuerdo del último pleno de la legislatura pasada el 10 de mayo.

Pese a las voces que apuntaban que la Relación y Valoración de Puestos de Trabajo formaba parte de la campaña del Partido Popular para ganarse la simpatía de los trabajadores del Ayuntamiento en Campaña electoral, este hecho ha sido desmentido repetidas veces por el entorno cercano a Ana Sala.

Tampoco el límite de gastos ni las políticas restrictivas en materia de personal fueron los motivos por los que la Subdelegación pide la Nulidad del acuerdo, la entidad tenía intención de aprobarlo si se hubieran cumplido los trámites por parte del Ayuntamiento.

El mismo mes de Junio del presente año la Subdelegación requiere del ayuntamiento Calpino una serie de informes, que al no serle entregados obligan a pedir la anulación del acto por carecer de justificación.

Los documentos que al Ayuntamiento se le piden son 2:

  • Un informe de la Secretaria Municipal

Un informe que explique el estado excepcional que justificaría la aplicación de la RPT.

La excepcionalidad fue argumentada en su día por Alcaldía para llevar la RPT a pleno. En sentido que la situación del Ayuntamiento requería una excepción de la generalidad o de la regla común al no tener ningún documento que relacionase a los trabajadores ni los valorara debidamente.

Finalmente la secretaria municipal no quiso/pudo justificar tal excepcionalidad, lo que es un fundamento para que la Subdelegación ahora pida la nulidad.

  • Un informe de Recursos Humanos

Subdelegación pide un informe al Dep. de RRHH que justifique porqué al 83% de la plantilla se le sube el sueldo. En la documentación elaborada no se especifica cual han sido las variaciones de funciones que han tenido los miembros de la plantilla para justificar la subida de salarios. Subdelegación al entender la motivación insuficiente añade este fundamento a su petición de nulidad.

NINGUNO DE LOS DOCUMENTOS SOLICITADOS FUE ENTREGADO DEBIDAMENTE A SUBDELEGACIÓN, POR LO VISTO EL APOYO POLÍTICO A LA VPT EN EL PLENO NO FUE LA MISMA QUE ENTRE BASTIDORES

En conclusión nos hallamos ante un caso donde la concatenación de incompetencia o mala praxis han llevado a los trabajadores a perder una necesaria relación de puestos de Trabajo. Una RPT que habría sido la primera piedra en un largo camino de mejoras laborales para muchos empleados municipales.

Sobre todo resulta incomprensible que 2 técnicos municipales con una considerable remuneración hayan sido incapaces de satisfacer unas simples demandas de información para poder dar paso a la autorización por parte de subdelegación de la RPT, pues ese parecía la intención.

A parte de esto hay que considerar los más de 12000 euros invertidos en una consultoría externa para la elaboración de dicha RPT y VPT y los más de 280000 que nos cuestan los servicios jurídicos externos.

Al parecer la petición de Subdelegación se ha mantenido en secreto por parte del Ayuntamiento, posiblemente porque evidenciaría una notable incompetencia no solo de políticos sino del personal técnico que ha estado involucrado en la redacción.

El documento debería estar expuesto al público desde que se recibió por parte del Ayuntamiento, pero no es el caso.

Previous post

El abogado del Diablo

Next post

La Vall de Pop celebra el inicio de la campaña del vino este sábado con una vendimia y una cena

REDACCIÓN

REDACCIÓN

Independiente como el que más, la verdad sólo conoce un camino.

No Comment

Deja un comentario