Calpe

Un calpino en la lista del PSOE al Congreso

Un calpino en la lista del PSOE al Congreso.

Sendra ha aceptado la invitación de MARINA GUIA para someterse a un tercer grado – eso si,  afable, informal y distendido– que quizá nos descubra nuevos aspectos de su personalidad.

Guillermo Sendra Guardiola, nacido y residente en Calpe, donde ejerce su profesión de Abogado, vuelve a repetir en la candidatura del partido socialista por la provincia de Alicante que encabeza el ministro y astronauta Pedro Duque. Dentro del organigrama provincial del PSOE  es el responsable de las áreas de Infraestructuras, Urbanismo Sostenible y Medio Ambiente.

¿Qué prefiere: Escuchar o Hablar?

Mi profesión requiere saber escuchar. Aunque hay muchos abogados, y también políticos, que hablan mucho pero dicen poco.

¿El último libro que ha leído?

La novela NIEBLA, de mi amiga Gladys Karlsson, que describe sin paños calientes la represión de la dictadura chilena. Es un relato muy duro, muy visceral, que en ocasiones te revuelve el estómago, escrito de tal manera que se convierte en una experiencia sensorial: casi oyes los gritos de dolor, o percibes el hedor a vómito u orín de los torturados. Insisto, es un libro muy duro, pero recomiendo su lectura.

En redes sociales se muestra muy crítico con los simpatizantes del régimen franquista.

Es irracional que alguien tenga nostalgia por una dictadura, salvo que él o su familia hayan obtenido un beneficio de tal situación. El golpe de Estado de Franco supuso un evidente retroceso en derechos y libertades, además de una cruenta represión de quienes fueron considerados enemigos del  Régimen. Pondré dos ejemplos, desde la perspectiva jurídica, que quizá los más jóvenes desconozcan: 1.-  A los homosexuales y a las lesbianas se les persiguió con extrema virulencia porque rompían el estereotipo de español varonil y mujer religiosa y sumisa; se les encerró en cárceles e incluso se les confinó en campos de concentración como el de Tefía, en Fuerteventura. 2.- En cuanto a las mujeres, solo diré que hasta el año 1975 el Código Civil franquista equiparaba a la mujer con los niños, con los dementes y con los sordomudos que no supiesen leer ni escribir – a Sendra se le escapa una mueca de repulsa–. La lucha por la igualdad entre hombre y mujer es una cuestión de dignidad.

Se le reconoce una larga trayectoria como activista ecologista.

Desde siempre. Me impliqué profundamente en la “Coordinadora en defensa d´ Ifac”, cuando se pretendió construir la ladera norte del Peñón; de aquella época aprendí que con esfuerzo y perseverancia se puede conseguir cualquier cosa; ahora formo parte de la Asociación Cultural y Ecologista de Calp (A.C.E.C.).  Siempre tendré la espina clavada de que los calpinos no supimos enfrentarnos a la construcción desaforada que trasformó, para peor,  nuestro pueblo. Los jóvenes ya empiezan a echarnos en cara  la pasividad de toda una generación de calpinos que permitió, quizá movidos por un concepto erróneo de progreso, que se destruyese el paisaje, la costa, los recursos naturales, los vestigios de nuestro pasado …

Podría decirse que es usted un hombre del renacimiento por cuanto se desenvuelve en diversas disciplinas o facetas: las leyes, la política, el ecologismo y … la cultura.

Solo tenemos una vida y hay que vivirla  intensamente, y en mi caso  reparto mi tiempo y mis esfuerzos en aquello que me preocupa – la política y la ecología– y mi afición por la cultura, en concreto por la escritura. Es cierto que he cursado diversos estudios universitarios relacionados con la gestión cultural, y que he escrito cuatro novelas de ficción, además de colaboraciones en diversas publicaciones.

Centrémonos ahora en la política. ¿Le sorprendieron los resultados de las pasadas elecciones del 28 de abril?  Hemos de recordar a nuestros lectores que el cabeza de lista en la candidatura del PP fue –y lo seguirá siendo el 10N– el que fue Alcalde de Calpe y Presidente de la Diputación, D. César Sánchez; no obstante ello, en Calpe ganó la candidatura del PSOE de la que usted formaba parte.

Sí, fue una sorpresa para todos. Es lógico pensar que el nº 1 de una candidatura, más si se es el Alcalde y el Presidente de la Diputación, tenga el apoyo de su municipio, pero no fue así en el caso de César Sánchez, pues en Calpe ganó el PSOE.  Espero que se vuelva a repetir tal rareza – y una sonrisa irónica se dibuja en la comisura de los labios de nuestro entrevistado.

¿Diferencias insalvables entre usted y el candidato por el PP,  D. César Sánchez?

Dos grandes diferencias: la primera es de matiz ideológico, él tiene un marcado perfil conservador, mientras que yo  apuesto por políticas sociales y progresistas. Y la segunda gran diferencia tiene que ver con la forma de ver y entender la política: César Sánchez es un profesional de la política, al que admiro sinceramente por cuanto ha sabido escalar con éxito en su ascenso profesional, empujado por una ambición, conocida por todos,  que le ha llevado a alcanzar el lugar que ocupa en estos momentos. Yo estoy en política por algo muy distinto: por vocación, por convicción. Antonio Machado decía: “Haced política, porque si no la hacéis, alguien la hará por vosotros y, probablemente, contra vosotros”.

Y para finalizar, ¿qué le diría a nuestros lectores para convencerles que fuesen a VOTAR el próximo 10N?

Porque el derecho al voto es la expresión más genuina de la democracia; es la herramienta que nos pone el Estado de Derecho para elegir el camino de nuestro futuro. La realidad española nos ofrece diversas opciones que suelen ser contradictorias; y con el voto cada ciudadano elige una opción u otra: progreso o retroceso, igualdad o privilegios, cohesión de España o separatismo, lucha contra el cambio climático o el primo de Rajoy, exhumación de Franco y Memoria Histórica o los nietos de Franco y su ingente patrimonio, mayores impuestos para los que más ganan o amnistía fiscal para los poderosos, educación pública de calidad para todos o educación privada para unos cuantos, sanidad universal o seguros privados para quienes puedan permitírselo, sistema de becas para que ningún estudiante capacitado y carente de medios se quede sin ir a la universidad o que solo estudien los hijos de los ricos, energías renovables o impuesto al sol, desarrollo sostenible o construcción salvaje,  reforma laboral o trabajo precario, laicidad en la educación o crucifijos en las aulas, violencia machista o el eufemismo de violencia doméstica, defensa derechos LGTBI o restricción de los mismos, estabilidad o crispación … y vuelta al inicio: progreso o retroceso.  Con el voto elegimos cada opción, y cada opción elegida nos afecta en nuestra vida cotidiana, a nosotros y a nuestros hijos y nietos y, especialmente, al futuro que queremos.

Previous post

El Abogado del Diablo

Next post

Los ultrajes y ofensas a las banderas

REDACCIÓN

REDACCIÓN

Independiente como el que más, la verdad sólo conoce un camino.

No Comment

Deja un comentario