Calpe

Irresponsabilidad en la gestión pública

Hay ocasiones en las que una magnífica propuesta cultural no consigue atraer el interés o la asistencia esperada de público. Causas fortuitas y ajenas a la voluntad del programador cultural convierten la propuesta en un fracaso, sin que quepan responsabilidades para nadie.

 En otras ocasiones, los fracasos difícilmente puedan generar sorpresa ni decepción, simplemente son fracasos anunciados. Se trata de propuestas condenadas por la propia indiferencia de quien las propone o contrata. Las condenan al fracaso, el desinterés por darlas a conocer, la falta de una promoción adecuada, y la carencia absoluta de implicación en su éxito por parte de quienes la ponen en agenda. 

Ciertamente es impensable una gestión tan deficiente por parte de una empresa privada para la que una inversión ha de rentabilizarse al máximo posible.

Tampoco debería consentirse semejante irresponsabilidad en la gestión pública. Se trata del dinero del contribuyente y merece idéntica o mayor atención a la hora de gastarse. Y si se invierte en cultura, ha de procurarse que beneficie al máximo posible de ciudadanos. 

Solo desde esta óptica es ya  inadmisible que una obra teatral como la del pasado sábado acabe con apenas una veintena de butacas ocupadas; pero si a ello se añade el hecho de ser una obra destinada, más que a entretener a sensibilizar y concienciar sobre una de las lacras más devastadoras de cuerpos y espíritus que conoce nuestra sociedad -como es la violencia de género-, la inepta e ineficaz gestión de promoción es del todo censurable.

Mujeres por la Igualdad lamenta profundamente que una vez más el Ayuntamiento de Calpe haya desperdiciado la ocasión de mostrar sincera y verdadera implicación en la tarea sensibilizadora de la lucha contra la violencia machista. Tuvo en sus manos, y desde una situación privilegiada, la posibilidad de convocar al estudiantado calpino a un espacio de reflexión y de debate. Tuvo la ocasión de invitarlos a asistir a un espectáculo original sobre el sistema patriarcal que degrada, anula y mata a miles de mujeres en el mundo. Tuvo facilidad para convocar en una fecha tan señalada como la del 25-N a la sociedad calpina a una propuesta teatral lúcida y sobria sobre los horrores y las atrocidades que sufren millones de mujeres en el mundo bajo el sistema patriarcal. Lo tuvo todo en sus manos para no condenar la obra al fracaso y convertir la inversión en un gasto inútil. Y no entendemos por qué no hizo nada de esto.

No haber gestionado con diligencia y eficacia la promoción del espectáculo es no solo un grave error político sino también una falta de respeto a quienes, sin recursos y con mucho esfuerzo, trabajan de modo incansable e incondicional para concienciar sobre la violencia machista. Es asimismo una falta de consideración y respeto para quienes sufren “Violencia Machista”, y esperan y confían en que la Administración Pública sea altavoz de su desesperada situación. 

Como organización feminista no podemos, ni debemos, pasar por alto ni minimizar lo ocurrido. Nuestra vocación de apoyo a las iniciativas en favor de la igualdad implica también una labor fiscalizadora para alertar de errores y prevenir para que no se repitan. Que no haya acudido ningún representante de la corporación, ni de las áreas de cultura e igualdad, al espectáculo del sábado es algo sobre lo que también esperamos una buena explicación. Ni los artistas, ni el feminismo se merecían tanta y atronadora ausencia.

Asociación de Mujeres por la Igualdad Calp

                                                                                                     En Calp a 27 de noviembre de 2018

Previous post

ERASMUS + MOVILIDAD EUROPEA EN LA F.P. DE LA MARINA ALTA

El ataque frontal al Consell desde el municipio de Calp o desde la “Dipu” han sido la marca personal de César Sánchez
Next post

La estrategia Electoral de César Sánchez

REDACCIÓN

REDACCIÓN

Independiente como el que más, la verdad sólo conoce un camino.

No Comment

Deja un comentario