La Marina Alta

Resumen de FITUR

La estelar presencia de Ana Sala en la feria le quita protagonismo a la declaración de zona catastrófica

La Feria de turismo ya no es lo que era, de ser un congreso del Partido Popular y una excusa perfecta para las empresas amigas que hacían caja montando stands, haciendo vídeos o facturando cualquier tipo de promoción, ha pasado a ser un encuentro sectorial en notable declive.

Parte de la caída de FItur se deben de asociar al cambio del modelo turístico global. La muerte anunciada de Thomas Cook es el último mamut del pasado cuyos restos alimentan a los touroperadores digitales/virtuales.

El grotesco espectáculo de pasarela política persiste pese a todo. Se han visto en Fitur desfiles de cohortes de concejales de todo tipo, obras y servicios, bienestar o hacienda. La feria ya hace tiempo que era el punto de encuentro de todo político decadente, sobre todo de valencia, el visible declive coincidía con el abandono del Partido Popular de las instituciones valencianas.

-«la Alcaldesa que añoraba a Franco»-

Frente a la polémica suscitada por el PP dianense sobre lo adecuado de la asistencia de su primer edil y los parabienes a munícipe xabiense destacaba la figura de Ana Sala, que se estrenaba como alcaldesa en esta feria. En los corrillos de todo color político era precedida por sus apariciones mediáticas como la «alcaldesa que añoraba a Franco», la Alcaldesa interina que hizo perpetua a la Virgen de las nieves o bien la Alcaldesa que llamó «profanador de tumbas» al actual Presidente de Gobierno.

Si la imagen del Peñón es nacionalmente conocida, los exabruptos de su actual alcaldesa lo son más. La misma anunciaba esta tarde, junto al tácito concejal de Turismo, Pepe Avargues, que Calp estaba preparado para acoger el turismo deportivo de élite enfocado a ciclistas profesionales. Un tema polémico ya que el empresariado acusa notable molestia al dirigirse este tipo de turismo únicamente a dos establecimientos del municipio.

La situación del municipio, tras el paso del temporal «Gloria» se zanjó con un tenso momento entre la edil calpina y el president Ximo Puig. Ana Sala ha pasado de querer declarar su municipio como zona catastrófica a abandonar el municipio para asistir al desfile de Fitur, decisiones que afeaba con vehemencia la agrupación dianense.

Previous post

¿Sabías que en la Marina Alta...?

Next post

Descontento deportivo por destrozo negligente

REDACCIÓN

REDACCIÓN

Independiente como el que más, la verdad sólo conoce un camino.

No Comment

Deja un comentario