Calpe

Descontento deportivo por destrozo negligente

Incompetencia , dejadez y pocas ganas de trabajar son las que definen el gobierno las líneas políticas de Ana Sala, y no solo en materia de deportes

La zona de deportes está encendida,no solo el campo de fútbol está que arde, el descontento se extiende por una gran parte de la comunidad deportiva.

Fútbol, tirando pelotas fuera

La idea impuesta de realizar el famoso «esplai Park» ya de entrada no contaba con un apoyo de los pocos miembros de la comunidad deportiva local, algunos a regañadientes apuntan que es una idea que surge del entorno inmediato de la misma alcaldesa, el pueblo nunca fue preguntado. El colectivo dedicado al fútbol plantea que se podría haber salvado el campo de fútbol a la vez que reclaman la necesidad de más espacio ya que es el deporte más practicado en el municipio.

Es más, algunos padres habían pedido a los encargados de deportes la conservación de unas serie de gradas que se encontraban en el anterior campo, habrían podido ser trasladadas a otra zona dando buen servicio a los deportistas y sus familias. Ahora, 3 meses después, han sido arrasadas pese a que había un compromiso para su traslado y mantenimiento. El incumplimiento sin explicaciones ha generado un gran descontento entre las familias.

Por otra parte, el fútbol no deja de ser polémico en Calp, muchos esperan las equipaciones que han pagado, no hay rendición de cuentas y el deporte rey calpino está volviendo a las andadas.

Anotando un triple

Las quejas se acumulan, el deplorable estado de las instalaciones causa vergüenza ajena. El hecho de que se invierta sin previsión en algunas cosas mientras se desatienden reparaciones pendientes crea estupor en la comunidad. Escuchamos que hay proyectado un techado para el «carrer de la pilota» pero los vestuarios están en un estado deplorable según declaran muchos usuarios. La pista del pabellón también reclama inversiones pero se prioriza la inversión en nuevas instalaciones mientras que las existentes envejecen de forma preocupante.

La comunidad deportiva se había recuperado ya parcialmente de los disgustos sobre el cobro por uso de las instalaciones. Ahora resulta que fue todo para nada, los mismos técnicos que declaraban que era imprescindible cobrar ahora mantienen que esto nunca fue posible, los clubes y los miembros no salen de su asombro.

En este escenario se mueven los clubes deportivos calpinos, unas instalaciones carcomidas por la desidia, inversiones hechas a espaldas de la comunidad de usuarios y una desatención a las demandas de las asociaciones deportivas. Muchos empiezan a plantearse abiertamente que no son buenos tiempos para la lírica pero quizás sí para un cambio de gerencia municipal.

Si la imagen del Peñón es nacionalmente conocida, los exabruptos de su actual alcaldesa lo son más.
Previous post

Resumen de FITUR

Next post

Malestar en la Policía al ver que el Ayuntamiento de Calp incumple la Ley

REDACCIÓN

REDACCIÓN

Independiente como el que más, la verdad sólo conoce un camino.

No Comment

Deja un comentario