Calpe

¡Ratas!

Las desavenencias de la Policía Local con Alcaldía desatan una tormenta perfecta y sitúan la gobernabilidad del municipio al límite.

La policía local está harta, la negativa sufrida por el equipo de Ana Sala para resolver las carencias del cuerpo ha desatado una tormenta perfecta.

La aún alcaldesa, amparándose en dictámenes técnicos ha dejado sobre la mesa las posibles soluciones que venían pidiendo los sindicatos policiales desde hace años. La diferencia con otros puestos y con gente afín al partido popular ha colmado el vaso de los agravios comparativos.

Desde que se sentarán a negociar han transcurrido varios mandatos, recayendo en Ana Sala la peor de las circunstancias; las carencias de la policia municipal empiezan a entorpecer el normal funcionamiento del municipio.

El trato vejatorio que las demandas del cuerpo reciben por parte del departamento de Recursos Humanos del ayuntamiento de Calp han desatado una serie de denuncias públicas sobre el estado real del servicio, de las instalaciones y del organigrama de la plantilla.

El servicio está sufriendo una situación límite que si no se solventa en breve puede acabar por costarle al municipio de Calp algún que otro disgusto.

Previous post

Primera gran crisis de gobierno en el equipo de Ana Sala

Next post

PREOCUPANTE SITUACIÓN DEL RECINTO MUNICIPAL DE VEHÍCULOS.

REDACCIÓN

REDACCIÓN

Independiente como el que más, la verdad sólo conoce un camino.

No Comment

Deja un comentario