Calpe

Comienza la más polémica licitación de la Zona Azul

¿Es necesario regular el aparcamiento? ¿No pagamos ya a través del impuesto de circulación? ¿Cómo es posible que una empresa investigada por fraude en la ejecución del servicio vuelva a ganar la licitación?

Estas y otras preguntas son las que se hace la sociedad calpina. Otras afectan directamente la política de contratación, según algunos, muy dirigida desde la alcaldía del PP. ¿cómo es posible ofrecer 400.000 si el pliego del ayuntamiento pedía 200.000?- y sobre todo, como se puede ofrecer 400.000 anuales cuando inicialmente el servicio pagaba 40.000.

La licitación ha sido polémica por muchos motivos. La dejadez del ayuntamiento a la hora de prever la redacción de pliegos y la nueva concesión se hizo evidente este otoño, cuando por dejadez, nos quedamos sin zona azul. La situación dura hasta hoy en día, la falta de previsión y la entrada de la Guardia Civil en las instalaciones de PAVAPARK en Calp al parecer desarticularon más de un fraude. La licitación que debiera haber seguido su trámite natural para poder seguir el servicio con normalidad se quedó sobre la mesa. Muchos se preguntan el porqué. Pese a la intervención de las autoridades la licitación podría haberse hecho pública, pero no fue así. Se interrumpió el servicio de la O.R.A. y la licitación de una nueva concesionaria.

Una vez sacada la licitación también hubo problemas, una de las empresas denuncia irregularidades por parte de otras (entre ellas PAVAPARK). Todo tiene visos de acabar en los tribunales, la recaudación de Calp parece ser jugosa. Los pliegos de la licitación no eran perfectos, tampoco lo fueron las baremaciones. Podría darse el caso que la empresa adjudicataria le tenga que pagar 6000 € en concepto de formación al técnico de movilidad, quizás el mismo que redactó las bases, y que en su día valorara las ofertas.

Para poder satisfacer los 400.000 anuales que se llevara el ayuntamiento no se ha dejado mucha zona blanca, hasta el aparcamiento para los usuarios del centro de salud se ha convertido en zona de caja. Lamentablemente se confunde el servicio público del aparcamiento controlado con una forma de negocio que nada tiene que ver con el servicio al ciudadano. Que el ayuntamiento haga caja no quiere decir que sea beneficioso para el ciudadano.

A todo esto, Ciudadanos calla, vinieron a cambiar algo en Calp, seguramente su propio estatus.

Previous post

Concejal de Calp amenaza a un ciudadano con difundir información sensible si no cesa en sus críticas a su acción de gobierno

Next post

El abogado del Diablo

REDACCIÓN

REDACCIÓN

Independiente como el que más, la verdad sólo conoce un camino.

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *